2 formas de sostener la cabeza de tu amigurumi

¿La cabeza de tu amigurumi no se sostiene? ¿Es demasiado grande y se vence a un lado?

Seguro que te ha pasado alguna vez. Terminas tu amigurumi, coses las partes y… la cabeza no se sostiene. Es tan grande que se vence hacia un lado.

No te preocupes, a continuación te voy a dar dos tips rápidos para que puedas solucionar este problema:

 

#SOLUCIÓN 1: Refuerzo con limpia pipas

Consiste en introducir un refuerzo interior para fijar la cabeza con el cuello.

Puede ser un palito, un alambre,… pero yo te recomiendo que uses un limpia pipas, esos alambres con pelo que venden en cualquier bazar:

Doblamos el limpia pipas por la mitad y lo introducimos en el cuerpo, dejando una parte fuera.

Procura que quede en el centro, rodeado por el relleno.

Luego introducimos la cabeza en el trozo que sobresale y la cosemos al cuerpo.

Así conseguimos que la cabeza de nuestro amigurumi quede erguida, e incluso pueda articularse y adoptar cualquier posición.

 

 

#SOLUCIÓN 2: Reforzar la parte del cuello con una vuelta doble

Al hacer la vuelta central del cuello, cogemos el punto haciendo pasar el ganchillo por la vuelta anterior.

De esta forma tendremos una vuelta más apretada y será más difícil que se doble.

¡Y esto es todo! Espero que te hayan gustado estos consejos.

Por cierto, ¿te gusta el unicornio?… Ya tenemos uno más para el e-book de Animalitos 😉

 

Si tienes cualquier duda déjame tu comentario y te ayudaré encantada.

¿Y tú? ¿Cómo sostienes la cabeza de tus amigurumis más cabezones?